jueves, octubre 23, 2008

Cuestión de Fe




Soy creyente, creo en Dios .....se dice fácil más fácil no es serlo ....... quizá lo soy más por costumbre, por herencia que por razones de fe, y aunque alguna vez he tratado de convencerme que Dios no existe ante un acontecimiento que desconcertó mi vida, siempre termino buscando su presencia, su ayuda ...

Tuve la oportunidad de visitar Tierra Santa en compañía de mi madre, mujer creyente con quien camine por los lugares donde vivió Jesús y donde hizo sus obras y milagros.

No puedo negar la energía que se siente en esas tierras y mucho menos la emoción que sentí al ver que estaba en lugares que han marcado mi vida: Belén, Nazaret,Galilea,
Cafarnaúm, Cana, Río Jordán, Jerusalén pero nada de esto se podía comparar con la emoción de ver a mi madre conmovida, emocionada, con sus ojos brillando húmedos de ilusión, de alegría viendo en cada cosa que le pasaba un milagro, una obra, un regalo de Dios a su humilde existencia y junto a ella tantas personas convencidas de la verdad de esos lugares....., sentí vergüenza de mi pobre fe y de nuevo me vino a la cabeza la canción de mi juventud : como no creer en ti, como no creer en ti, si miro respiro y hablo, camino siento y descanso solo en ti......

A veces veía a mi madre cansada, estar allí requiere no solo de fortaleza en la fe sino también física y cuando le preguntaba si estaba bien ella sonriendo me decía- "si, porque tengo dos buenos soportes, Dios y mi hijo" - y así seguíamos caminando.




1 Comments:

At 1:18 p. m., Blogger Marlon el Polaco said...

Chamo, que bonito tu relato :) que gusto que hayas podido compartir ese viaje con tu mama

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home